proyecciones financieras

¿Por qué hay que hacer proyecciones financieras en un startup?

Si eres emprendedor, es posible que no le veas sentido a pasarte un montón de horas haciendo proyecciones financieras a más de un año. Y es entendible, ya que que en estos números suele haber más arte que ciencia y ese tiempo lo podrías estar usando para aumentar tus ventas. Sin embargo, es imprescindible que hagas las proyecciones financieras de tu startup. Te explico por qué: en el proceso de hacer las proyecciones podrás tener una idea más concreta de las posibilidades de negocio y crecimiento reales, los márgenes y las necesidades que tendrás.

Hacer las proyecciones financieras es un ejercicio fundamental para descubrir los puntos débiles de nuestro proyecto y para prepararnos. Si te adelantas a los posibles problemas que enfrentarás podrás hacer los ajustes necesarios para superarlos. Al hacer las proyecciones financieras te comprometes, con tu equipo, a realizar los esfuerzos necesarios para alcanzar las metas establecidas. Este compromiso es fundamental de cara a los inversores. Hacer unas proyecciones financieras detalladas es una herramienta para planificar y manejar tu empresa.

¿Cómo se hacen las proyecciones financieras?

Para hacer las proyecciones se supone que ya has determinado qué necesidad vas a cubrir, a quién diriges tu producto, cómo harás llegar tu producto a los clientes potenciales, qué necesidades y gastos tendrás al desarrollar tu actividad, qué precios tendrá tu producto o servicio, etc. Es decir, las proyecciones financieras las harás al final, una vez tengas claro tu modelo de negocio. A todos nos cuesta bastante este proceso, sobre todo cuando somos nuevos en el mundo de los emprendimientos y startups. Pero verás como se simplifica mucho si sigues estos 8 consejos recomendados por expertos como Martin Zwilling o Asheesh Advani. Además, al final del artículo encontrarás un template que te puedes descargar para hacer tus proyecciones financieras.

1. Empieza por los costos y gastos

Lo más realista para saber qué margen de ganancia tendrás es empezar calculando los gastos y los costos. Recuerda hacer una lista con todos tus gastos fijos necesarios para administrar el negocio, como alquiler, suministros, servicios, salarios, etc. También crea otra lista con los costos de producir y vender tu producto, como costo de producción, costo de adquisición de clientes, comisiones de ventas o atención al cliente etc. En las partidas de marketing, asesoramiento legal y seguros será mejor que calcules el doble o incluso el triple de lo que tenías previsto. Este tipo de gastos tiende a aumentar antes de que te des cuenta y los imprevistos, que siempre los hay, no son baratos.

2. No te olvides de contabilizar todos los gastos

Uno suele pensar en abstracto en los gastos que serán necesarios para el proyecto, pero cuando detallamos uno a uno encontramos un montón de partidas que no habíamos tenido en cuenta. Es importante detallar todos los gastos que tendremos, desde administrativos y gastos de teléfono a participación en ferias y bolígrafos. Para orientarte, puedes consultar estadísticas de gastos según industrias. Cuando hagas las proyecciones de crecimiento, ten en cuenta que a medida que el volumen de negocio aumenta, los gastos fijos disminuyen proporcionalmente, pero los variables tienden a mantenerse estables.

3. Calcula tu margen por unidad

El costo de producción de cada unidad tiene que ser la mitad o menos de su precio de venta. Recuerda que los costos operativos suelen ser siempre más grandes de lo previsto. Si haces proyecciones demasiado optimistas luego no tendrás margen suficiente y estos gastos te dejarán sin nada. Mi recomendación es que seas conservador.

4. Estima las ventas según los canales de ventas

A la hora de hacer las proyecciones de ventas es importante que hables con todo tu equipo. Son ellos quienes harán una parte fundamental del trabajo y te podrán decir si tus expectativas son realistas o no. Establecer proyecciones de ventas con ellos te servirá para conseguir su compromiso con las metas establecidas. Si al comienzo solo eres tú, las proyecciones te serán fundamentales para poder estimar los gastos y márgenes que tendrás cuando crezca el volumen de negocio. Es importante, por ejemplo, saber cuánto personal necesitas por cada cliente (este dato lo obtienes dividiendo la cantidad de clientes por el número de trabajadores).

5. Se agresivo, pero siempre con los pies en la tierra

La mayoría de las startups tienen unas proyecciones muy agresivas basadas en rendimientos ideales. Hazlo tú también, ya que la única forma de volar alto es proponérselo. Pero paralelamente haz otras proyecciones financieras desde un punto de vista más conservador y menos optimista. Lo mejor será que estés preparado para diferentes escenarios.

6. Ten el flujo de caja bajo control en todo momento

Esta es una de las responsabilidades elementales de todo CEO, ya que hay que buscar constantemente el balance entre el efectivo que sale y los ingresos. Dos reglas de oro: Nunca pierdas de vista el dinero y cuida tu caja. ¡Cash is King!

7. Pide a tus inversores un 25% más de los gastos previstos

No esperes a estar en números rojos para pedir más dinero desesperadamente. Puede que no lo consigas además de que una situación así no transmite seguridad a tus inversores. Por eso, una vez que sepas cuánto dinero necesitas pedir para mantener un flujo de caja positivo, súmale un 25% más. Es importante también desarrollar relaciones con los bancos en todo momento, no solo cuando necesitas dinero sino también cuando no lo necesites. Procura abrir lineas de crédito cuando te vaya bien en tu negocio ya que cuando las necesites seguramente los bancos te las nieguen.

8. Reformula constantemente tus proyecciones financieras

Como el futuro es impredecible, deberás ir ajustando tus proyecciones periódicamente. Los inversores normalmente se mostrarán satisfechos si haces revisiones trimestrales en las que reflejes las perspectivas de ganancia y crecimiento a medida que se desarrolle el startup. Estas actualizaciones son estratégicamente vitales porque te permitirán estar siempre un paso por delante de los acontecimientos.

Hacer las proyecciones financieras para tu startup es tedioso y no es la garantía de éxito. Pero aún así debes hacerlo, ya que disminuirá notablemente el margen de error e improvisación, te permitirá plantearte escenarios posibles de crecimiento de la empresa y demostrará a los inversores que sabes lo que te propones y que te comprometes a trabajar para hacer reales esas proyecciones. Ya con el tiempo y la experiencia aprenderás a hacer proyecciones financieras cada vez más acertadas.

Aquí te incluyo una plantilla de Excel para crear las proyecciones de tu startup. La plantilla te permite estimar todo lo arriba mencionado, calcular el valor de tu negocio y estimar cuanto capital necesitarás para lanzar y crecer tu negocio. La plantilla fue preparada por David Teten quien es socio de FF Venture Capital y está en la junta del Harvard Business School Angels de Greater New York.

Baja GRATIS un template de Excel para crear unas proyecciones para tu startup.

Baja este documento aquí.
Es fácil, ingresa tu correo electrónico válido y descargua el documento.

Su e-mail (requerido)

Al igual que tú, detesto el spamming, no compartiré tu correo electrónico y puedes eliminarte de la lista en cualquier momento.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+1Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone