Personalidades innovadoras: visionarios, disidentes y revoltosos¿Cuáles son las personalidades innovadoras?

La sociedad, a través de las normas, la educación y las expectativas sociales, siempre nos ha presentado que ciertas personalidades son productivas y buenas para la sociedad, y otras no tanto. Este planteamiento tiene grandes fallos: por un lado es totalmente retrógrado, ya que el responde a las expectativas laborales de la revolución industrial, y por otro, deja fuera del sistema a los visionarios, disidentes y revoltosos, que no encajan en el molde.  Curiosamente éstas son las personalidades innovadoras que el mundo actual requiere.

Cuando hablo de visionario me refiero al soñador que ve lo que otros no necesariamente ven. Es la destreza de poder observar, analizar y asociar diferentes tendencias que te permiten construir una idea o visión de cómo las cosas evolucionarán y se desarrollarán a futuro. El disidente es la persona que es un tanto rebelde, lo cuestiona todo, se separa de una doctrina y reta el status quo. El revoltoso en el contexto de este escrito es el que trae ideas un poco disruptivas que pueden sonar muy estúpidas pero que pueden generar una conversación muy productiva que, si es bien conducida, puede culminar en la creación de grandes ideas y proyectos innovadores.

Estas características suelen ser las de aquellos con personalidades innovadoras y espíritu emprendedor que quieren hacer cosas nuevas y diferentes. Los tres perfiles por lo general gozan de las 5 características de un innovador que Christensen, Dyer y Gregersen exponen en su libro The Innovators DNA: cuestionan todo, son observadores, experimentan, cuentan con un buena red de contactos y asocian.

Lamentablemente, en muchas ocasiones estas cualidades son subestimadas en las organizaciones. Es verdad que quienes responden a estos perfiles pueden tener ciertos tipos de roces con otros compañeros. Tampoco suelen durar mucho en las organizaciones que no fomentan la diversidad de ideas, la cultura creativa y de innovación. Y estas personas necesitan tener la libertad creativa para romper algunas de la reglas.

Pero gracias a sus personalidades innovadoras pueden enfrentar los retos de operar en un mundo de constante cambio y ayudar a impulsar la innovación en las organizaciones, a descubrir y a aprovechar oportunidades que se presentan. Las personas con estos perfiles suelen ser muy buenas para liderar equipos dedicados de innovación o intraempresarismo. Ellos son importantes agentes de cambio constructivo en las organizaciones. Frances Horibe escribe sobre la cultura corporativa de la innovación y sobre estos perfiles en su libro Creating the Innovation Culture: Leveraging Visionaries, Dissenters & Other Useful Troublemakers.

Visionarios, disidentes y revoltosos famosos

Creo que es conveniente mencionar algunos empresarios con estas características de personalidades innovadoras que han tenido algo de éxito. ¡Y qué mejor ejemplo que Steve Jobs! El haber sido visionario, disidente, revoltoso y no haber sido entendido por sus jefes le costó que lo despidieran de su propia empresa para después regresar, salvarla de la bancarrota y convertirla en la empresa más valiosa del mundo. También es bueno nombrar algunos empresarios exitosos como Bill Gates, Ted Turner, Malcolm Forbes, Andrew Carnegie, William Randolph Hearst, Henry Ford, FW Woolworth y Walt Disney entre otros.

¿Cómo maximizar el valor de estos perfiles en tu organización para la innovación?

Es evidente que este tipo de perfil es indispensable si quieres desarrollar la innovación dentro de tu organización. Aquí te doy algunas recomendaciones para que logres sacarles el máximo a las personalidades innovadoras.

1. Crea un equipo de innovación dentro de tu organización que pueda salir de los trabajos operativos del día a día y que puedan pensar en el futuro del negocio.

2. Crea una cultura que apoye la innovación. La idea es que todo el mundo esté en la misma página, alineado y enfocado en innovar.

3. Promueve la disidencia entre los miembros del equipo. Deberás permitir que los empleados opinen y reten el status quo, pero siempre guardando las formas y con el objetivo de mejorar y aportar valor.

4. Concédeles a estas personas un grado de libertad para que puedan experimentar. Es importante que puedan tomar decisiones que no estén basadas en los viejos paradigmas. ¡Su día a día será romper las reglas!

5. Desarrolla una estructura organizacional no jerárquica y más lineal que le permita a todos los empleados sentirse parte de un gran equipo y que permita la colaboración.

6. Promueve la diversión dentro de tu lugar de trabajo. Será muy importante que tu equipo se sienta a gusto y se divierta para que se cree la confianza y el sentido de comunidad con el propósito de que fluyan las mejores ideas y una comunicación sincera.

7. Promueve la tolerancia al riesgo y al fracaso. Para innovar hay que preparar el ambiente para tratar cosas nuevas y no penalizar al equipo y los individuos si los resultados no son los esperados. Es necesario que el equivocarse y aprender sea parte del proceso de la innovación.

8. Establece una lista de valores y comportamientos esperados por la organización para que así puedas promover lo que es esperado de por parte de todos los integrantes de tu equipo.

Espero que hayas podido entender la importancia de estos perfiles en toda organización que quiera promover la innovación. Ahora te invito a que identifiques a las personalidades innovadoras dentro de tu proyecto empresarial y los apoyes!

Foto de Shutterstock

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone