ADHD Super Poder de EmprendedoresYo Soy ADHD

Mi tendencia a la innovación estriba en mi genética. A mis 6 años un reconocido psicólogo que practicaba en Puerto Rico le dio una noticia a mi madre: “Su hijo es ADHD, tiene déficit de atención con hiperactividad“. Esto marcó un momento importante en la vida de mis padres y en la mía. ¡Se acababan de enterar que tenían un hijo con un ‘súper poder’!

Desde pequeño fui un niño inquieto. Fui muy soñador, creativo y como muchos que tienen este “súper poder” estuve mucho tiempo fuera de los salones de clase castigado. En mis clases de escuela elemental me pasaba todo el tiempo soñando despierto. Muchos pensaban que era un niño un poco indisciplinado, distraído, olvidadizo y que nunca llegaría a ningún lugar porque no me destacaba académicamente. Como diríamos ahora, utilizaba mucho mi lado derecho del cerebro y no tanto el izquierdo.

Sin embargo, a la misma vez demostraba tener los rasgos de un niño que se convertiría en emprendedor. Siempre me pasaba creando y vendiendo cosas, prestando servicios a mis vecinos, organizando fiestas y como diríamos por ahí, enredando. ¿Recuerdan cuando les decía que me pasaba soñando despierto? Pues sí; soñaba con tener mi propia empresa de espectáculos, venta de equipos de Dj, luces y con tener alguna discoteca.

El potencial emprendedor del ADHD

El cerebro de las personas con ADHD funciona de forma especial. Nos cuesta concentrarnos, no aburrirnos rápidamente, pensar a largo plazo e incluso encajar en una gran organización con normas estrictas. Tendemos a ser impulsivos y a meter la pata. Pero una vez que aprendemos cómo controlar estos obstáculos, tenemos una gran capacidad de pensamiento lateral y creativo, o lo que se conoce como “pensar fuera de la caja”. Cuando se trata de emprendimientos y startups, esta cualidad no tiene precio.

De hecho, esta óptica diferente es la que nos mueve a innovar. La incapacidad para concentrarse tiene otra faceta, y es que nos vamos acostumbrando a lidiar con montones de información y problemáticas a la misma vez. Lo mismo que nos lleva a aburrirnos rápidamente hace que tengamos una energía impresionante cuando estamos motivados. Y aquello que nos obstaculiza a la hora de encajar en sistemas estrictos de aprendizaje o de trabajo es lo mismo que nos hace ver el mundo desde una perspectiva creativa y transversal.

No hablo solo por mí, sino que algunos de los más grandes y exitosos innovadores del momento tienen también ADHD. Por ejemplo en el caso de David Neelman, CEO y fundador de JetBlue. De pequeño le iba mal en la escuela y años más tarde, cuando comunicó su intención de crear una línea aérea a un precio accesible insignia de Nueva York, los inversores le dieron la espalda. Hoy en día, su compañía ha cambiado el concepto de viaje gracias a los conceptos innovadores de Neelman. Richard Branson, fundador de Virgin Airlines o Ingvar Kamprad, fundador de IKEA, son otros famosos y exitosos emprendedores con ADHD.

¿Por qué el ADHD es un súper poder para los emprendedores?

Algunas características básicas del ADHD son la tendencia a la iniciativa y al riesgo, a aprovechar posibilidades casi instintivamente, sin analizar con lujo de detalles las consecuencias finales de cada acción. Estas cualidades están también en la propia definición de lo que es un emprendedor, es lo que los mueve a iniciar proyectos, a pensar de forma creativa, a innovar y asumir riesgos.

Las personas con ADHD suelen ser muy creativas, rompen con preconceptos y generan ideas nuevas constantemente, haciendo asociaciones poco habituales. Gracias a su activo pensamiento creativo son capaces de descubrir productos, servicios y estrategias innovadoras y diferentes.

Si bien las personas con ADHD tienen problemas de concentración y les puede costar enfocarse en tareas simples, son sumamente capaces de hacer simultáneamente varias actividades diferentes siempre que les resulte interesante. Como señala Laurie Dupar, reconocida coach para personas con ADHD, las personas con la condición además de ser multitareas, cuando un proyecto los apasiona son capaces de hiperconcentrarse aunque el resto del mundo se esté cayendo. Cuentan para ello con una inagotable energía y adrenalina, gracias a la hiperactividad, otra característica del ADHD.

El mundo de los startups se parece mucho a un parque de diversiones, con picos increíbles, grandes bajones, inestabilidad constante y grandes desafíos. Pero los que tenemos ADHD lidiamos permanentemente con esta sensación de montaña rusa. De hecho el cambio y lo nuevo nos estimula. El caos es el estado en que nos sentimos cómodos.

¿Cómo superar los inconvenientes del ADHD?

Las particularidades de los que tenemos ADHD, dependiendo del contexto, pueden ser buenas o malas. Lo importante es aprender a lidiar con los aspectos negativos para minimizar los inconvenientes. Kathy Marshack, por ejemplo, es una psicóloga especializada en ADHD, y recomienda que las personalidades con este desorden tengan un asistente personal que se pueda encargar de las tareas pequeñas y detallistas.

También sería bueno que tuvieran coaching con personas especializadas en ADHD, como sugiere el especialista Shane Perrault. Con la ayuda de profesionales es posible potenciar las fortalezas y cualidades únicas de este desorden y llevar las desventajas a un plano más controlable. A su vez hay cantidad de libros y foros sobre ADHD que pueden ayudar a entender su complejidad y potencial.

Por otro lado, como recuerda Dyan Machan, es fundamental establecer mecanismos para superar la frustración. La ayuda de terceras personas, medicaciones o incluso rupturas de la rutina cotidiana son fundamentales para conseguirlo. Necesitamos más estímulos, y no hay nada de malo en ello. Es muy importante mantener el flujo de emoción y adrenalina que nos mantiene alerta y evitan el aburrimiento. Nos hace falta divertirnos, cambiar de aire, emprender una aventura, viajar, movernos.

Pero a la vez que se hace necesario escapar de la repetición, también es fundamental una estructuración de los hábitos que supla el déficit de atención. Para esto, además de poder contratar asistentes, contamos con una gran cantidad de programas y aplicaciones informáticas que nos ayudan a enfocarnos en un tema a la vez.

Pero sobre todo es importante que nos aceptemos como somos. Este súper poder -genético y hereditario- es algo a lo que no podemos renunciar. Somos así. Con lo bueno y con lo malo. Tenemos la suerte que lo que hace a nuestro cerebro diferente también lo hace idóneo para la innovación y el emprendimiento. Si conseguimos encausar este potencial, estaremos un paso por delante.

Mira este vídeo de TED donde Stephen Tonti habla sobre el ADHD.

Foto cortesia de ADHD-app

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest1Share on Google+0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone