El miedo al fracaso es posiblemente el motivo más común por el que muchas personas con excelentes ideas no emprenden. En cualquier emprendimiento hay riesgos y a medida que se eliminan algunos surgen otros. Y lamantablemente por más que trabajes, nadie te garantiza que al final te irá bien. La única forma de saber cómo te irá es intentarlo.

qué-riesgos-enfrenta-un-emprendedor

Conoce los riesgos y enfréntalos

Una persona con espíritu emprendedor es aquella que disfruta los retos. A un verdadero emprendedor le motiva la pasión. Y cuando las cosas salen mal, se repone, aprende de la experiencia y lo vuelve a intentar. Evidentemente no se trata de que vayas donde te lleven los impulsos, pero es imposible montar un emprendimiento y pensar que puedes controlar cada detalle. Lo mejor que puedes hacer es conocer algunos de los riesgos que encontrarás por el camino y prepararte para enfrentarlos.

Hace poco escribí sobre algunas de las causas de fracaso de las startups.  Ahora te presento los riesgos más comunes que asumen los emprendedores, siguiendo las sugerencias del National Entrepreneurship Network (NEN):

Riesgo a no satisfacer ninguna necesidad real de los clientes

Este suele ser uno de los principales retos a los que se enfrentan los emprendedores, que a menudo se enamoran de sus propias ideas sin contrastarlas. Detectar las necesidades de los clientes, hacer encuestas y conseguir feedback es esencial para confirmar que los esfuerzos están bien dirigidos. Si no hay ninguna necesidad real que satisfagas y a los clientes no les interesa lo que ofreces, no hay nada que puedas hacer al respecto. Si te interesa este aspecto, puedes consultar este otro artículo sobre cómo elaborar tu propuesta de valor única.

Riesgo a que el negocio no sea viable

Tener un excelente producto o servicio es importante, pero no lo es todo. A la hora de montar una empresa tienes costos de producción, distribución o gastos administrativos, por solo mencionar algunos. Tienes que sentarte a hacer las proyecciones financieras detenidamente para comprobar que al final del proceso tengas un margen suficiente para que el emprendimiento sea rentable. Esto quiere decir que deberás elegir un modelo de negocio correcto para ganar dinero.

Riesgo a que el plan de empresa tenga fallos

Los números tampoco lo son todo. El plan de negocios de cualquier emprendimiento es más que un análisis de viabilidad. Este debe incluir todo lo que se debe implementar para que funcione bien. Hay que tener en cuenta que siempre habrá cosas para modificar y mejorar mientras se emprende.

Riesgo a no seleccionar el equipo adecuado

El equipo del emprendimiento tiene que compartir tu visión y pasión para caminar en la misma dirección. Pero también se tiene que diferenciar de tí en las competencias y cualidades, para que cada uno complemente las debilidades de los demás para asegurar que el equipo sea más fuerte. Trabaja cuidadosamente en la selección de tus socios y equipo.

Riesgo a perder la energia y la pasión

Si crees que despertarás un día sintiendo que ya no hay cabos sueltos y estás listo para empezar, te equivocas. Hay veces que las cosas te irán bien y otras veces no tan bien.  Pero no importa cuanta experiencia, cuanto dinero tengas o posicionado estés, siempre habrá retos. No existe un momento perfecto para dar el primer paso, solo tienes que darlo.

Riesgo a caer ante los retos

No hay emprendimiento sin retos. Desde el principio hasta el final, cada etapa presenta retos diferentes pero de forma continua. Y debes estar preparado para aceptarlos, enfrentarlos y aprender de ellos de forma constante sin rendirte.

Riesgo a que no te alcance el dinero

Raramente una empresa muestra ganancias desde el comienzo. Por lo general suelen pasar 2 años hasta que puedes ver resultados y hasta ese entonces dedicarás todo tu tiempo y esfuerzos en el emprendimiento. ¿De qué vivirás mientras tanto? ¿Cuánto te hace falta? ¿Y qué harás cuando tengas que invertir en tu proyecto? Aunque resulte difícil, tienes que determinar cuánto dinero necesitarás, además de saber de dónde lo conseguirás y hacer sacrificios personales para recortar gastos. De todos modos siempre parecerá que el dinero no es suficiente, pero tarde o temprano deberás asumir el riesgo.

Con cada emprendimiento hay riesgo de fracaso. Pero sin asumir riesgos no se puede innovar ni tampoco alcanzar el éxito.  Los verdaderos emprendedores se lanzan a la aventura empresarial y salen de su zona de comfort.  Estas listo para hacerlo?  Adelante!

Frases-Emprendedoras-Lanzate

Foto cortesia de SxC.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone