¿Qué es una aceleradora de empresas?

Comienzan a sonar por todos lados.  En ocasiones escuchamos de amigos que solicitan y en otras celebramos cuando han sido seleccionados.  Pero en realidad, ¿Sabemos que es una aceleradora? Una aceleradora de empresas es una organización que se dedica a impulsar el crecimiento de nuevos emprendimientos, especialmente en el campo tecnológico. A diferencia de las incubadoras de empresas, que por lo general consisten en espacios de co-working con un poco de asesoramiento, las aceleradoras de negocios trabajan durante un tiempo limitado con proyectos que ya están en movimiento, y los ayudan a expandirse y a conseguir financiamiento hasta que se “gradúan”.

Hay diferentes modelos de aceleradoras de empresas, pero lo que todas tienen en común es que aportan a los emprendedores los principales recursos para que puedan salir adelante: un espacio para trabajar en red, conocer a otros emprendedores y hacer grandes contactos; un buen acceso a la tecnología; y, sobre todo, mentorías y financiamiento. A cambio de su inversión, por lo general piden un porcentaje de acciones del startup.

aceleradora-de-empresas-inversión

Todavía es pronto para saber cuál es el resultado real que pueden tener las aceleradoras de startups. Y Combinator, la más antigua y reconocida, es la que ha estado detrás del crecimiento de Dropbox y Airbnb, y TechStars, que surgió un par de años más tarde, parece ir por la misma línea. Pero desde entonces han surgido muchas más, y no todas tienen los mismos recursos o la misma infraestructura. Tampoco todas piden lo mismo a cambio. Por eso es importante que, antes de aplicar a una aceleradora de empresas, pienses en las ventajas y las desventajas que traen consigo, y, si crees que es una buena opción, escojas la que mejor vaya con tu proyecto.

Pros y contras de las aceleradoras de negocios

Una de las principales cuestiones que deberás evaluar es qué condiciones de acceso tiene cada aceleradora, ya que cada una funciona de una forma diferente, pero por lo general siempre exigen una participación en acciones de tu proyecto a cambio de su apoyo.

Dos casos interesantes en este sentido son el de Nike, que no exige una cuota de acciones, pero solo acepta startups que usan Nike+ data; y el de Chile, cuyo objetivo no es obtener compensación económica directa de los proyectos en que inviertan, sino que busca crear un ecosistema de startups establecidas en el país.

Y luego, hay algunas como YC o 500 Startups que se quedan con un pequeño porcentaje de acciones (hasta el 10%), y otras que pretenden quedarse con la mitad de la compañía. Casos así no solo llevan a perder control sobre el propio proyecto, sino que también deja muy poco margen para negociar con fondos de inversión.

En segundo lugar, el tema de los mentores e inversores es crucial para determinar la calidad de una aceleradora y evaluar si vale la pena o no.

Ten en cuenta que los mejores mentores no están al alcance de cualquier aceleradora. Y lo mismo sucede con los inversores de riesgo. Piensa en las aceleradoras como universidades: los graduados de Harvard reciben mucha más atención -y por ende, posibilidades- que los graduados de otra universidad menos prestigiosa, entre otras cosas porque el proceso de selección en la primera es muy estricto y porque el proceso de formación está en las mejores manos. La combinación de estos factores, se supone, garantiza calidad.

De la misma forma, una buena aceleradora que tiene buenos mentores consigue buenas empresas y obtiene la atención de los inversores, que a su vez consiguen buenas salidas; lo que lleva a que se repita el círculo virtuoso, como dice Paul Lee, de Lightbank.

Finalmente, algo importante a considerar es que para entrar en una aceleradora necesitas estar allí. Es decir que si entras en una aceleradora de Silicon Valley, deberás estar allí junto con tu equipo durante los meses que dure, con los sacrificios que eso conlleva.

7 consejos para aspirantes a aceleradoras de startups

Las aceleradoras pueden ser un medio ideal para impulsar una empresa que ya está montada o un producto ya creado. Si estás desarrollando el concepto o solo tienes un prototipo, puede que sea demasiado pronto. Recuerda que las aceleradoras de startups no son incubadoras para crear algo nuevo: su meta es, como su nombre lo indica, acelerar algo que ya existe.

Pero si ya tienes un startup, has analizado las opciones y decidido que quieres entrar a una aceleradora de negocios, entonces te recomiendo que tengas en cuenta estos consejos sugeridos por Marc Nager, CEO de Startup Weekend.

1- Una de las grandes ventajas de las aceleradoras, como dije más arriba, es la capacidad de generar una amplia red de contactos de alta calidad, desde los compañeros a los mentores. Piensa con quiénes podrás relacionarte y asegúrate de que estarás rodeado de personas que te inspirarán y te ayudarán con su experiencia.

2- Los mentores, particularmente, son una de las piezas claves de las aceleradoras. Son personas que tienen una larga trayectoria como emprendedores, que han vivido en carne propia el desafío de montar un startup, o que, al menos, tienen carreras o trayectorias notables. Pero de poco sirve que haya grandes mentores si no tienes tiempo de calidad con ellos para que te guíen y estimulen en el proceso. Comprueba que los nombres de los expertos que participan en el programa son más que publicidad; lo esencial es que realmente tengas suficiente tiempo para compartir con ellos. Y no solo eso; lo ideal es que puedas detectar un mínimo de 3 mentores con experiencia en el campo específico en el que te vas a enfocar.

3- Mientras más reconocida sea la aceleradora, más posibilidades de éxito habrá. Sin embargo, esto no es motivo para descartar aceleradoras de negocios pequeñas. Nager sugiere que te apuntes a las más reconocidas pero, consciente de que éstas seleccionan cerca de un 1% de candidatos, apliques también a aceleradoras locales que, si se ajustan a lo que necesitas, pueden ser una excelente opción para despegar, tener buen asesoramiento y acceder a financiamiento.

4- Ser grande no siempre significa ser mejor. En muchos casos encontrarás que lo más adecuado para tu startup es una aceleradora de empresas especializada en el nicho al que apuntas. Si bien los proyectos más innovadores suelen implicar varias disciplinas, hay muchas aceleradoras de startups que se han ido especializando en algunas áreas en particular. En esta línea puedes encontrar algunas enfocadas en sectores específicos (como la salud, el civismo o las iniciativas sociales), otras especializadas en tecnologías determinadas (como el caso de Nike o Microsoft Kinect), u otras orientadas al perfil del emprendedor (por ejemplo, mujeres).

5- La financiación no lo es todo. El éxito de los startups se suele medir según las inversiones que recibe, pero esta visión no siempre es correcta. De hecho, la presión de recibir fondos, vender la empresa o salir a bolsa a veces favorece más a la aceleradora y a los inversores que a los propios emprendedores. Piensa bien si realmente necesitas financiación, ya que por cada aporte que recibas, perderás un poco de control sobre tu startup.

6- Si quieres tener más posibilidades de ser aceptado en una aceleradora de empresas, nada mejor que un buen equipo de trabajo. ¿Y qué es un buen equipo? Sin duda hay muchas cualidades a tener en cuenta, pero las más importantes son que tengan experiencia trabajando juntos, que los mueva la pasión por el proyecto, que se complementen unos a otros, que tengan la capacidad de superar los obstáculos que se presenten, y que se sepan adaptar.  Si quieres saber más sobre como montar un equipo puedes leer mi blog post sobre cómo elegir un socio fundador.

7- Finalmente, considera que el proceso de selección de candidatos para una aceleradora no es sencillo. Para destacar de entre la gran mayoría y no ser uno más del montón es recomendable que establezcas contacto directo con los responsables de los programas. Si consigues que te conozcan como persona y como equipo, tus posibilidades aumentarán muchísimo. Nada mejor que mostrar el lado más humano para dejar de ser un número más.

Las 10 mejores aceleradoras de empresas de EE.UU.

EE.UU. posiblemente sea el país con más aceleradoras de negocios. Como comentábamos más arriba, no todas son iguales ni tienen el mismo potencial. Veamos a continuación cuáles son las 10 mejores según Will Yakowicz:

  1. Y Combinator: es la aceleradora de empresas más destacada hasta el momento, ubicada en Silicon Valley.
  2. TechStars: es la segunda aceleradora para startups más reconocida, y sus programas duran 90 días.
  3. AngelPad:  selecciona 12 startups enfocadas en la tecnología web con las que trabajan a lo largo de 10 semanas.
  4. LaunchPad LA: establecida en Santa Monica, es una de las aceleradoras que más financiación ha conseguido para sus startups.
  5. MuckerLab: desde Los Angeles, se enfoca en startups que desarrollan medios, servicios y software para Internet.
  6. AlphaLab: es otra aceleradora de gran prestigio que busca impulsar iniciativas tecnológicas en una etapa temprana.
  7. Capital Innovators: está establecido en St Louis y ofrece programas de 12 semanas para startups tecnológicas.
  8. Tech Wildcatters: es una aceleradora ubicada en Texas que se especializa en B2B startups.
  9. Surge Accelerator: la particularidad de esta aceleradora de Houston es que se enfoca exclusivamente en iniciativas que buscan resolver importantes problemas relacionados con agua y energía.
  10. The Brandery: como su nombre lo indica, esta aceleradora de Ohio es experta en construcción de marcas, y ofrece un extenso programa de 4 meses.

Las 8 mejores aceleradoras de startups latinoamericanas

Este fenómeno se ha ido extendiendo por todo el mundo, y en Latinoamérica tenemos varios ejemplos de aceleradoras que brindan una excelente plataforma de despegue para las startups. The Next Web propone las siguientes como las mejores de la región:

  1. 21212.com: establecida en Brasil, esta aceleradora busca construir puentes entre Río de Janeiro y Nueva York y se enfoca en proyectos digitales.
  2. Startup Rio: está en Río de Janeiro, tiene una duración de 4 meses y apuesta no solo por las nuevas tecnologías, sino también por las ciencias de la vida, la ecología y la innovación social.
  3. Start-Up Chile: es un proyecto gubernamental que busca desarrollar un ecosistema de startups local. Dura 24 semanas y, a diferencia de a mayoría de aceleradoras, no se queda con un porcentaje de acciones.
  4. Startup Farm: establecida en São Paulo, esta aceleradora tampoco pide acciones a los startups seleccionados. A cambio, cobra una cuota para participar de un mes de mentorías.
  5. Wayra: es un programa enfocado en las tecnologías de la información y la comunicación que se lleva a cabo en España y en 8 países latinoamericanos (Colombia, México, Argentina, Venezuela, Perú, Ecuador, Brasil y Chile).
  6. Founder Institute: es una plataforma internacional que tiene presencia, entre otros, en Colombia y Chile. Ayuda al desarrollo de compañías tecnológicas a las que se les cobra una cuota.
  7. Aceleradora.net: es una iniciativa que se desarrolla en diferentes puntos del territorio de Brasil, y tiene una duración de 3 meses.
  8. Tayrona Ventures: con base en Colombia, esta nueva aceleradora busca enriquecer el ecosistema empresarial local con empresas tecnológicas enfocadas en el mercado latinoamericano.

En este infográfico, elaborado por Startup Weekend, podrás tener una idea más completa del panorama mundial de aceleradoras, y las startups a las que que cada una ha ayudado a crecer.

acleradora-de-empresas-infográfico

Imágenes cortesía de Free Media Goo y Startup Weekend.

Por Carlos R. Cobian
Twitter: @cobianmedia
Facebook: @cobianmedia

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+3Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone