Mucho se ha escrito sobre los emprendedores exitosos, sobre sus características, sus formas de trabajar y las claves de su éxito entre otras cosas. Pero aunque se habla de ellos como los únicos responsables de sus logros, la realidad es otra ya que los emprendedores solitarios rara vez llegan tan lejos. El que triunfa, por el contrario, es el emprendedor que cuenta con un equipo de trabajo sólido, multidisciplinario y efectivo.

Cómo formar el equipo de trabajo ideal para tu startup

Cómo conseguir el equipo de trabajo ideal

Antes de empezar es importante que repasemos cómo comienzan los emprendimientos y sus principales retos.

Cómo nace un startup

En el inicio está aquella persona que tiene una idea de un producto o servicio que no existe, que resuelve un problema y que al parecer podría generar un buen negocio. O puede ser una idea para mejorar un producto ya existente y hacerlo más eficiente. También está el que tiene un invento o una tecnología y quiere comercializarlo para sacarle algo de dinero y aprovechar una posible oportunidad de negocio. O por último está el individuo que tiene un interés particular en montar un negocio pero no tiene ni la idea ni la tecnología, solo las ganas o el interés.

Emprendimientos basados en innovación

La mayoría de los emprendimientos basados en la innovación nacen, como todos los otros, de las oportunidades de resolver algún problema sin solución. Estos problemas se formulan a través de unas hipótesis que se sostienen bajo determinados supuestos.

Para validar si esos supuestos son correctos o no hay que probarlos mediante la realización de investigaciones primarias (encuestas, entrevistas, grupos focales, etc.) y secundarias (teoría, escritos, o investigaciones entre otros). Sin embargo hay supuestos que recién se podrán validar después del lanzamiento del proyecto al mercado, cuando los clientes prueben el producto o servicio.

El reto de los fracasos en los startups

Es importante señalar que el porcentaje de fracaso de los startups es bien alto. Según varios estudios 9 de cada 10 startups fracasan y esto sucede por un sinnúmero de razones. Según CB Insights los 10 principales motivos son:

  1. No responden a ninguna necesidad del mercadoPor qué fracasan los startups
  2. Se quedan sin efectivo
  3. No cuentan con el equipo adecuado
  4. Les supera la competencia
  5. Tienen problemas de precios y costes
  6. El producto es de baja calidad
  7. No tienen un modelo de negocio
  8. No hacen buen marketing
  9. Ignoran a sus clientes
  10. El momento es inoportuno para su producto

 

Para los fines de este escrito me enfocaré en las primeras tres; es decir, que no hay necesidad de dicho producto en el mercado, que carecen o se quedan sin dinero y que no gozan del equipo adecuado.

No existe una necesidad de ese producto o servicio en el mercado

La primera de las razones por las que más fracasan los startups está relacionada con que la hipótesis no ha sido bien formulada o probada. Dicho en otras palabras, el startup no ha logrado probar que su producto es un Product Market Fit (PMF), un elemento determinante para saber si el proyecto empresarial puede convertirse en un negocio.

Por eso es fundamental evaluar si la idea de negocio tiene potencial o no. Este proceso conlleva identificar 3 cosas básicas; ¿hay un problema que necesita ser resuelto?, ¿hay algún producto o servicio que resuelva ese problema?, ¿hay un mercado escalable que quiere ese producto y está dispuesto a pagar por el?  Si la respuesta a estas 3 preguntas es afirmativa, significa que la idea de negocio tiene potencial.

Se quedan sin dinero

La falta de capital o financiación es dañina para el desarrollo o lanzamiento de un startup porque sin el dinero los fundadores se ven obligados a asumir múltiples roles y trabajar muchas horas por lo que pierden capacidad de conseguir los recursos necesarios para desarrollar su producto o servicio.  Y uno de los recursos más importante es el capital humano.

El dinero puede llegar de muchas formas en la etapa inicial. Claro que lo ideal es que el proyecto genere sus propios ingresos pero esto es difícil sin algo de inversión. Lo importante aquí es no perder de vista que conseguir la inversión es tan importante como hacer un buen manejo de ese dinero.

No tienen el equipo de trabajo adecuado

La tercera causa de fracaso está ligada al equipo. Todos los expertos coinciden en que el equipo de trabajo de un startup es el motor que lo pone en marcha. Este equipo debe ser capaz de desarrollar la visión del proyecto y ejecutarlo con disciplina y precisión para llevarlo al éxito.

Sin embargo, montar un equipo de trabajo efectivo no es tarea fácil y hay muchos factores que pueden influir a la hora de montar y manejar un startup, como ser personalidad, propósito, metas, intereses, agendas, egos, opiniones y experiencias entre otros. Sobre estas cuestiones, seguramente te interese este otro post de cómo conseguir un socio fundador adecuado.

El equipo, denominador común de las 3 causas de fracaso

Si estas primeras tres causas de fracaso tiene un denominador común, ese es el equipo.

Un equipo de trabajo ideal es aquél que hace lo correcto para validar su Product Market Fit y así identificar si su idea de producto o servicio tiene potencial. Metodologías como el Lean Startup, desarrollada por Steve Blank y popularizada por Eric Ries, sirven para probar si un producto puede tener éxito haciendo pequeños experimentos y utilizando pocos recursos.

El problema de financiamiento también está ligado a la falta de un equipo adecuado. Resulta que para levantar capital y financiar el startup los fundadores recurren a inversores semilla o ángeles en la primera etapa, y a inversores de capital de riesgo en la etapa más avanzada. Y en cualquiera de estas etapas lo importante es que el equipo maneje eficazmente tanto el startup como el capital para conseguir los resultados esperados en el inicio.

En conclusión, el equipo de trabajo correcto realizará una buena evaluación del proyecto, levantara el capital necesario y lo administrará correctamente para tener éxito.

El equipo de trabajo es la piedra angular

Bien dijo Jim Collins en su libro Good to Great; “primero quién y después qué”. Para tener éxito en tu empresa deberás poner a la gente correcta en el autobús.

Como mencioné antes, los startups desarrollan ideas de negocios basadas en unas hipótesis que a su vez están sostenidas en supuestos. Luego de que los equipos salen a la calle a probar sus hipótesis, a menudo se dan cuenta de que cometieron errores al asumir algunos de los supuestos. Estos momentos no son fáciles ya que ponen mucha presión sobre el equipo de trabajo y lo llena de estrés y/o ansiedad. Más que nunca se vuelve fundamental que los equipos sepan utilizar el pensamiento critico, tomar decisiones difíciles y, de ser necesario, replantearse todo.

Sin duda éstas son tareas que requerirán de algo de experiencia y un buen coeficiente intelectual, pero sobre todo, una gran cuota de inteligencia emocional que es la más importante ya que le permitirá al equipo pasar por los momentos más difíciles.

¿Qué importancia le dan los inversores al equipo de trabajo?

Los inversores utilizan diversas rúbricas para evaluar los proyectos a la hora de invertir. Una de las que me he topado es la utilizada por el Angel Resource Institute que establece el porcentaje de importancia de los 6 elementos principales que evalúa en un startup:

  • Equipo: 0-30%
  • Tamaño oportunidad: 0-25%
  • Producto o Tecnología: 0-15%
  • Marketing y canales de ventas: 0-10%
  • Medioambiente competitivo: 0-10%
  • Otro: 0-10%

Como podemos observar en esta rúbrica los inversores le dan una importancia de 0 a 30% al equipo, dándole prioridad por encima del tamaño de la oportunidad (0-25%) o del producto o tecnología (0-15%).

Por otro lado, en un estudio realizado por el Massachusets Institute of Technology (MIT) se les preguntó a emprendedores y a inversores cuáles son los errores que se deben prevenir a la hora de montar un startup.  La mayoría de las respuestas se centró en los siguientes temas:

  • Equipo: 60%
  • Ejecución: 40%
  • Producto: 30%
  • Mercado: 30%
Por último, la empresa Doc Send y el profesor de la Universidad de Harvard Tom Eisenmann han publicado recientemente un estudio en el que, tras analizar más de 200 presentaciones de startups a inversores, establecen que la segunda página a la que los inversores le dedican más tiempo al evaluar una propuesta es la que contiene la información sobre la composición del equipo.
El equipo de trabajo ideal y los inversores

Con esta data podemos concluir que el equipo de trabajo es uno de los elementos más importantes a la hora de desarrollar un startup exitoso.

El equipo ideal para empezar: el H3

En muchas ocasiones escuchamos de este emprendedor “solitario” que ha logrado un éxito increíble. Pero la realidad es que junto a cada emprendedor hay un equipo de gente que trabaja en el desarrollo de su emprendimiento. Este equipo por lo general esta compuesto por personas que se complementan en diferentes áreas. Para simplificar el aspecto del equipo y la importancia de la colaboración establecemos que el equipo ideal de un startup en su inicio está compuesto por 3 perfiles: el hacker, el hustler y el hipster.

Definamos brevemente a cada uno.

El hacker es el desarrollador de software o hardware, el maestro de las computadoras. Por lo general es una persona brillante que siempre se ha destacado académicamente y tiene los conocimientos técnicos y las destrezas necesarias para transformar una idea abstracta en algo real y concreto. Por lo general, es una persona introvertida.

Por otro lado tenemos al hustler.  Es alguien por lo general es extrovertido, que conoce sobre ventas y mercadeo y está siempre en búsqueda de la nueva oportunidad de negocio. Sabe cómo comportarse con las diferentes personas para obtener lo que quiere. Tiene una gran seguridad en sí mismo y es un vendedor nato: tiene un sexto sentido que le permite oler el dinero.

Por último, también es importante el hipster. Esta es la persona que gusta del estilo, la experiencia visual y tiene la capacidad de descifrar el diseño correcto para empaquetar un producto de forma tal que los usuarios lo adopten. Está al tanto de las últimas tendencias aunque huye del mainstream y siempre busca algo novedoso. Tiene un gran sentido estético y es un constante innovador.

Muchas veces se me acercan personas a decirme que el tema de las H3 les confunde.  A veces no saben cómo identificarse o tienen problemas clasificándose porque hacen más de una cosa o hasta las tres. La realidad del caso es que el concepto de H3 es puramente para conceptualizar la importancia de la colaboración entre diferentes perfiles. Hay personas que pueden tener la combinación de los 3 perfiles y la capacidad de ponerse varios sombreros en diferentes momentos. A éstos les llamo los camaleones porque cambian de color según la necesidad de cada momento.

Sin embargo, hay que aclarar que aunque un equipo esté compuesto por estos 3 perfiles no tiene el éxito garantizado. Y también que existen equipos exitosos que no tienen esta combinación.

¿Alcanza con un hacker, un hustler y un hipster?

Es importante recalcar que cuando hablo del H3 como el equipo de trabajo ideal me refiero al equipo inicial. Cada startup necesita además de otras personas clave para que el proyecto se desarrolle una vez hayan logrado probar su PMF.

Bernd Schoner, autor de libro The Tech Entrepreneurs Survival Guide, cita 6 personalidades indispensables para un equipo fundador:

El genio primadonna o el hacker. Como mencioné antes, el genio del grupo que maneja la agenda tecnológica.

El líder. Éste es el CEO de la empresa, es la persona que establece la visión del negocio y maneja al personal para mantenerlo enfocado en los objetivos que se establecieron. Esta función puede caer dentro del hustler aunque a veces no es lo recomendable. No siempre necesitas a un tipo agresivo manejando la parte administrativa de la empresa, en especial cuando la empresa tiene equipos de trabajo grandes.

El veterano de la industria. En el equipo de trabajo ideal siembre hace falta un veterano de la industria en la que se establece el startup. Esta persona, que por lo general no entra al equipo en una etapa temprana a menos que sea uno de los fundadores, traerá experiencia e información valiosa al equipo.

El súper vendedor. Este perfil es el maestro de las ventas, el hustler. Es una persona que no solo conoce el producto mejor que nadie sino que también sabe cómo desarrollar y ejecutar las estrategias de venta. Es quien se encargará de encontrar a los clientes allí donde estén y se asegurará de que se cumplan los objetivos.

La súper estrella del marketing.  Es la persona encargada de desarrollar la estrategia de marketing y comunicación del emprendimiento. Debe conocer la empresa y los productos como la palma de su mano ya que será el portavoz en cada sitio que vaya. Hablará con la prensa, se presentará en exposiciones, servirá de conferenciante, entre otros.

El gurú financiero. Si dentro del equipo fundador hay alguien que sepa manejar meridianamente los números, tal vez no necesites este perfil en un principio. Pero más adelante será indispensables. El experto financiero velará por el dinero y por establecer la dirección correcta para que el negocio sea rentable. Si estas buscando levantar capital, trabajar con inversores ángeles, fondos de capital de riesgo o crecer significativamente tu negocio, esta será una pieza indispensable de llenar.

Como puedes ver el éxito de un gran negocio no solo depende de una gran idea, tecnología u oportunidad de negocio. El éxito está directamente ligado al equipo de trabajo que ejecutará el proyecto. Mi recomendación para ti es que le dediques tiempo a reclutar un equipo de trabajo estelar que te permita llevar tu proyecto a la cima.

Si quieres inspirarte, aprender sobre emprendimientos basados en innovación, conocer emprendedores exitosos, inversionistas, mentores o hasta conseguir tu futuro socio fundador te invito a que participes en la H3 Tech Conference a celebrarse los días 20 y 21 de noviembre en el Caribe Hilton en San Juan Puerto Rico. Para más información accede a h3conference.com.

Por Carlos R. Cobián
Twitter: @cobianmedia
Facebook: Cobianmedia

Imagen tomada de Startup Stock Photos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+1Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone