No puedes más con tu trabajo.  Te sientes desconectado, te falta inspiración y sigues una rutina aburrida que te chupa toda tu energía. Para colmo tienes un jefe insoportable.  Semana tras semana se te pasan las horas trabajando para alguien más, esclavizado por el gran privilegio de un trabajo full time estable (nada es estable ahora mismo). Y aunque sueñas con ser tu propio jefe, piensas en el poco tiempo libre que tienes, en las deudas y en los riegos de comenzar tu proyecto personal.

La realidad es que no debes desanimarte. Con un poco de disciplina y planificación podrás comenzar a emprender mientras trabajas.  Una vez empieces en pocos meses mirarás hacia atrás y estarás listo para renunciar a tu empleo e iniciar la nueva etapa.

¡No olvides que la determinación es la principal cualidad de los emprendedores!

Cómo emprender mientras trabajas full time

Cómo emprender teniendo un trabajo fijo

A continuación compartiré contigo algunos consejos que han ayudado a muchos emprendedores a darle este giro a su vida.

Define unos objetivos

Lo primero que debes hacer es mentalizarte, tomar la decisión de hacer el gran cambio y establecer unos objetivos.

Para darte algunas ideas, estos objetivos pueden consistir en:

  • dedicarle 3 horas diarias al desarrollo de tu proyecto y tiempo de calidad a tu familia,
  • dejar tu trabajo actual en 6 meses,
  • cuidar tus gastos y ahorrar para tener un colchón que te ayude una vez renuncies.

Ya verás que establecer claramente estos objetivos te ayudará a avanzar en tu proceso.

Establece tu nueva rutina poco a poco

Seguramente estás cansado de tu actual rutina y para escapar de ella resulta que tienes que crear nuevos hábitos. Sé que eso cuesta, pero animate por qué será súper importante para tu proceso de transición. Vale la pena.

Diseñar una rutina de trabajo diario es la clave para emprender mientras trabajas full time. Click Para Twittear

Empieza poco a poco, así irás acostumbrándote y te costará menos.  Lo ideal es que te propongas un nuevo hábito cada semana, empezando por cosas pequeñas como puede ser establecer los horarios de tus actividades fuera de las horas de trabajo, cenar a determinada hora, disfrutar con la familia, establecer un tiempo máximo de descanso que luego utilizarás para trabajar en tu startup, etc.

No todo es trabajar

Una cosa es trabajar duro y otra es solo trabajar sin disfrutar de las cosas importantes de la vida.

Es fundamental que cuando salgas de tu trabajo regular lo primero que hagas sea estar con tus hijos, con tu pareja, realices alguna actividad en su compañía y te mantengas alejado de cualquier distracción como el teléfono móvil o Facebook.

Compartir un momento de calidad en familia no solo es importante sino que te ayudará a relajarte y recuperar fuerzas para luego ponerte a trabajar en tu proyecto.

Evita distracciones

Mientras más cosas tienes por hacer, más importante es que te concentres para que el tiempo que le dediques a cada actividad sea productivo.

Entonces, cuando llegue el momento de trabajar en tu startup asegúrate de que nada te interrumpa el flujo de trabajo o el foco, en especial el teléfono, las redes sociales, el correo electrónico y todo lo que no sea necesario para la actividad que vas realizar en esas horas.

Deja de procastinar. No te distraigas. Enfócate y entonces alcanzarás tus sueños. Click Para Twittear

En este otro post puedes encontrar 14 consejos para ser más productivo administrando tu tiempo.

Determina tus metas a corto y mediano plazo

Por un lado debes determinar las tareas específicas que vas a realizar cada día, como una lista to-do en la cual puedas ir tachando cada una de las tareas al final del día y tener la satisfacción de saber que has alcanzado tus objetivos.

Por otro lado, establece tus objetivos semanales, que lógicamente serán más amplios y incluirán varias de las tareas diarias. Al igual que antes, escríbelos en una lista que te servirá de guía y estímulo. Al final de la semana, tacha los objetivos cumplidos.

Para que te inspires, aquí puedes leer un poco sobre cómo preparar un plan de negocios para tu startup.

Finalmente, define tus metas mensuales, más ambiciosas que las anteriores y a un año.

Puede requerir un ejercicio de imaginación, y seguramente deberás hacer ajustes cada cierto tiempo según lo que vaya pasando, pero es importante que lo hagas. Es el mapa que te permitirá dejar tu trabajo en 6 meses.

Siguiendo el consejo de Jason Zook, en cuyo artículo está inspirado este post, lo más eficaz es poner una meta al final del primer mes, otra al acabar el primer trimestre, otra para el cierre del primer semestre, y una última al cabo de un año.

Las metas que Zook sugiere a modo de ejemplo y comparto aquí son bastante estándar y seguramente las puedas adaptar fácilmente a tu propio proyecto:

  • Mes 1: realizar el prototipo, lanzar la web y obtener un feedback inicial.
  • Mes 3: comenzar a vender tu producto o servicio públicamente.
  • Mes 6: dejar el trabajo estable gracias al dinero que ahorraste.
  • Mes 12: contratar personal de ventas, servicio de atención al cliente e invertir en marketing.

Ya ves cómo definir metas es fundamental porque, como te comentaba antes, cumple un doble objetivo: te ayuda a ser más eficiente y a avanzar de forma organizada, y a la vez te motiva a completar las diferentes tareas viendo cómo cada día estás un paso más cerca de tu objetivo final.

Ponte metas claras y alcanzables, así potenciarás tu eficiencia y motivación. Click Para Twittear

Si te organizas y sigues estos consejos verás cómo el camino se hace más fácil. Tu sueño es perfectamente alcanzable, ¡lánzate!

Por Carlos R. Cobián
Twitter: @cobianmedia
Facebook: Cobianmedia

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+2Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone