Hablaba en un antiguo post sobre lo importante de tener una red contactos. Esto es algo que poco a poco la mayoría de los profesionales y emprendedores empieza a entender.

Sin embargo, parece que cuesta mucho más entender es por qué necesitamos hacer networking y cómo. Seguramente has conocido a personas que te cuentan, por ejemplo, de sus grandes listas de contactos en LinkedIn o Facebook. La realidad es que eso no significa nada sino saben utilizar esa red.

Como hacer networking

La importancia de hacer un networking efectivo

Hacer un buen networking nos se da por tener miles de contactos virtuales, sino al rodearte de un núcleo de personas que te aporte valor, como profesional y como persona. Este núcleo de personas son unas pocas, de 12 a 18 según los expertos.

Y de ellos necesitas que te apoyen y  te estimulen a crecer. Tener contactos influyentes es uno de los factores a tener en cuenta, pero no el único. También necesitas otros que te aporten su experiencia, te ayuden a desarrollar nuevas habilidades y te acompañen en el descubrimiento de tu propósito y te apoyen en la búsqueda del equilibrio.

Durante más de 15 años Rob Cross y Robert J. Thomas han investigado la comprensión y la capitalización de los contactos por parte de los ejecutivos de más de 300 compañías. A partir de esto han podido llegar a ciertas conclusiones muy interesantes como los errores más comunes a la hora de hacer networking, lo que hay que tener en cuenta para hacerlo de forma eficaz y cómo conseguirlo.

De los ejecutivos mencionados arriba han escogido a 20 con mejor desempeño y mayor nivel de satisfacción.  Su mayor descubrimiento ha sido que la consistencia y la diversidad de su núcleo es fundamental.

Un buen networking te debe proporcionar un núcleo de contactos que te apoyen y estimulen a crecer. Click Para Twittear

Qué no es hacer buen networking

Según Cross y Thomas el networking puede ser muy improductivo sino es realizado correctamente.  Por más contactos que consigas, sino estas pendiente a varios factores, tus redes de contactos pierden efectividad.

Normalmente cuando el networking no funciona es por algunas de estas razones:

Estructura incorrecta de algunas personas

  • El formal, que solo se fija en contactos jerárquicos de la empresa y descuida los contactos informales que están fuera de la empresa.
  • El manager agobiado, que se relaciona tanto con con los empleados y contactos externos que termina muy desgastado.

Relaciones equivocadas

  • El experto desconectado, que no sale de su área de confort, solo está con gente que lo hace sentir seguro y no lo inspira a crecer.
  • El líder que juzga, que solo confía en gente con su mismo perfil en lugar de buscar gente diferente con características complementarias.

Mal comportamiento

  • El superficial, que confunde cantidad con calidad; cree que lo importante es tener una red muy amplia y su interacción con los contactos es muy superficial.
  • El camaleón, que según la audiencia del momento cambia hasta de valores y personalidad, con lo que solo consigue no conectar con nadie.

Aprende a hacer un networking eficiente

Pasemos ahora a lo que sí hay que hacer para que los esfuerzos de networking sean óptimos.

Identificar l0s 6 tipos de contacto básicos que necesitas

A partir del análisis del núcleo duro de contactos de aquéllos 20 ejecutivos modelo Cross y Thomas descubrieron que hay 6 tipos de contactos se repiten en cada caso.

Los primeros 3 están ligados al desempeño profesional y te benefician en estos aspectos:

Información y experiencia

Son las personas que te brindan información y comparten sus experiencias, te ayudan a conocer tu sector en más profundidad, comparten contigo las mejores prácticas o sus contactos. Pueden ser tanto clientes como colegas de otras ramas o países. Su estímulo es esencial para innovar.

Influencia y apoyo político

En esta categoría entran los contactos influyentes, entendido en un doble sentido: por un lado personas de cargos importantes que te pueden abrir puertas, ofrecer recursos, dar apoyo político y mentoría. Pero también quienes te pueden conseguir apoyo de base y coordinación.

Desarrollo personal

Son aquellos que con su feedback te empujan a ser cada día mejor profesional, que hacen críticas constructivas y te hacen reflexionar y buscar el crecimiento. Pueden ser desde los propios clientes o jefes a colegas o coaches.

Escoge aquellos contactos que te aporten información, apoyo y estimulen tu desarrollo personal. Click Para Twittear

Los otros 3 están directamente vinculados con el nivel de satisfacción personal y te aportan:

Apoyo personal y energía

Desde colegas a amigos, son quienes te levantan el ánimo y están a tu lado cuando tienes un mal día. Te ayudan a encontrar el camino y a estar a gusto.

Razón de ser en la vida

En este tipo de contacto entran tanto la familia y otros allegados, que te ayudan a ver el trabajo en un sentido amplio, ligado a tu misión en la vida; y también otras personas vinculadas al propio trabajo, como clientes o jefes, que con su apoyo validan tu esfuerzo.

Balance entre vida y trabajo

Finalmente están aquellos contactos que te recuerdan que para estar bien de forma integral necesitas desarrollar hábitos y actividades saludables que alimenten tu bienestar físico y emocional, como deportes, hobbies, voluntariados, talleres creativos o actividades espirituales.

Además de cubrir estas 6 áreas, lo ideal es que haya diversidad en tus contactos. Me refiero a diferentes carreras e industrias, cargos, geografías, entre otros.

Rodéate de quienes te brinden apoyo y energía, alimenten tu propósito y el balance vida/trabajo. Click Para Twittear

Cómo conseguir este balance y diversidad entre contactos

Cross y Thomas proponen seguir 4 pasos para conseguir un núcleo de contactos saludable, variado, eficaz, estimulante y positivo:

Analiza

Lo primero que tienes que hacer es un análisis  de tu situación actual. Presta atención a 3 cuestiones fundamentales:

  • las interacciones con estas personas son estimulantes?
  • estas personas te brindan una mirada externa o son de tu mismo equipo o empresa?
  • qué beneficios obtienes de la relación con esas personas?

Sin duda debes buscar que cada uno de tus contactos centrales sea energizante. Rodéate de gente positiva que te estimule y te inyecte energía. Las personas energizantes son las que tienen una mirada positiva del mundo y su entorno, que se centran en las oportunidades y no es los problemas. Son aquellos que se esfuerzan por que los demás crezcan y brillen, actúan de acuerdo a sus principios, son honestos y generosos.

Por el contrario, aléjate de quienes te tiran abajo con su pesimismo, solo ven problemas, se guardan las ideas o soluciones para sí mismos, son desconsiderados o falsos, critican a los demás y no aportan ni buscan consensos. Estas personas tienen la gran capacidad de chuparte la energía, evítalos.

Luego, clasifica a tus contactos según los beneficios que te aporten en alguna de las 6 categorías de las que hablamos más arriba. Este ejercicio te ayudará a generar un mapa de contactos, ver de cuál tipo te faltan y de cuáles tienes demasiados.

Filtra

Muy bien, ya conoces tu situación actual. Ahora viene lo difícil: descartar contactos.

Para ello lo primero será alejarte de aquellos que te desmotivan, como te comentaba  arriba. De algunos podrás desvincularte, con otros deberás tomar medidas para minimizar las interacciones o al menos evitar que te afecten negativamente.  Sal de la gente tóxica.

Después enfócate en las categorías en las que más contactos tienes. Tal vez en determinado momento de tu desarrollo personal hayas puesto el énfasis en un tipo de persona o beneficio, pero a medida que vayas evolucionando necesitarás hacerte tiempo para cultivar otro tipo de relaciones.

Luego analiza cuáles contactos requieren demasiado tiempo o esfuerzo de tu parte y busca soluciones. Con frecuencia descubrirás que estás participando en actividades en las que no es necesario que tomes parte. A veces reestructurando la dinámica de trabajo o delegando responsabilidades se puede arreglar este problema y redirigir los esfuerzos.

Diversifica

Ahora es el momento de construir.

Una forma práctica de hacerlo es crear una hoja con los 6 tipos de contactos fundamentales y hacer listas con gente que podría llenar los huecos de tu red de contactos.

Otra estrategia útil es que pienses en objetivos personales o profesionales a mediano plazo. A partir de estos objetivos piensa qué personas (o qué tipo de persona) te podrían apoyar para conseguirlos.

Muévete, pide recomendaciones y piensa de forma estratégica. Y por supuesto, cada nuevo contacto debe seguir el criterio del que hablábamos antes: solo incorpora gente positiva, generosa, estimulante y busca diversidad de miradas.

Analiza tus contactos, descarta los que no te convienen y construye una red diversa y equilibrada. Click Para Twittear

Capitaliza

Y llegamos ya al último paso de esta guía para hacer un networking eficiente.

Una vez que tienes tu red de contactos busca cómo puedes potenciar los beneficios. Seguramente encontrarás personas que te pueden ser de gran apoyo en más de un aspecto. También descubrirás relaciones a las que vale la pena dedicarle más mimo para maximizar el provecho.

Así podrás construir y fortalecer una red de contactos saludable y eficaz que con el tiempo, con esfuerzo y  con una gran cuota de generosidad te dará sus frutos y abrirá las puertas a nuevas y grandes oportunidades.

Pero nunca olvides que para recibir primero hay que dar, y los mismos criterios que usarás para buscar o descartar contactos deberías aplicártelos tú mismo para motivar a los demás a acercarse y colaborar contigo.  Te invito a que sigas las guías que te he presentado, de seguro que te funcionarán.

 

Por Carlos R. Cobián
Twitter: @cobianmedia
Facebook: Cobianmedia

 

Imagen por mi amiga Mariela. Inspirado en Managing Yourself: A Smarter Way to Network por Rob Cross y Robert J. Thomas

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Share on Reddit0Email this to someone